Poesía vanguardista peruana – Luis Fernando Chueca (ed.)

Poesía vanguardista peruana – Luis Fernando Chueca (ed.)

La información que proporciona Luis Fernando Chueca en Poesía vanguardista peruana, resulta una excelente aporte para el conocimiento de esa importante y breve etapa en la poesía del Perú.

El amplio prólogo, escrito por Chueca, se divide en tres partes; en la primera de ellas, aparecen los nombres de autores y obras que han contribuido en el estudio de la vanguardia peruana.

En la segunda parte el autor se remonta hasta los inicios del siglo XX para explicar los orígenes del movimiento vanguardista, que hizo su aparición en Europa, en un contexto que tuvo como fondo la Primera Guerra Mundial y señala que “el término vanguardia pasó a asociarse casi exclusivamente con la agitación correspondiente a las décadas iniciales del siglo XX” (p. 15). En estas páginas se explican las primeras manifestaciones del vanguardismo: el Primer Manifiesto Futurista, el creacionismo, el primer manifiesto ultraísta, el Manifiesto del Surrealismo, entre otros.

Con relación a la vanguardia latinoamericana, Luis Fernando Chueca escribe: “[…] como se ve, comenzó a gestarse no como eco ingenuo de la empresa, sino indagando en sus propios caminos” (p.25). Esa vanguardia propia la podemos ver en la que se desarrolló en la sierra del Perú, la cual se fusionó al indigenismo; como ejemplo tenemos el que se desarrolló en la ciudad de Puno y contó con Arturo Peralta (Gamaliel Churata) y su hermano Alejandro como algunos de los protagonistas de ese movimiento; ellos dirigieron el Boletín Titikaka, publicación vanguardistas que fue conocida en América Latina y Europa. Fue la gesta de lo que se puede llamar un vanguardismo indigenista. Otro ejemplo lo tenemos en el pensador, escritor y político José Carlos Mariátegui, director de la revista Amauta. El autor resalta los años 20 como una década importante en el desarrollo del vanguardismo latinoamericano.

Esas páginas son un breve y detallado recorrido por la historia del vanguardismo.

En la tercera parte, se ocupa exclusivamente del desarrollo de la poesía vanguardista peruana, analiza los orígenes de ésta y señala a Alberto Hidalgo como el iniciador de ese movimiento con su poema Arenga lírica al emperador de Alemania, fechado en 1916 y no deja de lado las relaciones que tuvieron los vanguardistas peruanos con sus similares de Europa. Vemos desfilar los nombres de las primeras publicaciones de poesía y, también, algunos nombres de importantes revistas vanguardistas de la época. En estas páginas, el autor comenta los poemarios que se incluyen en la presente edición de Poesía vanguardista peruana. Se trata de facsimilares de libros de poesía vanguardista que, con el paso del tiempo, son muy difíciles o imposibles de hallar. Esto es una gran contribución para el estudio de la poesía vanguardista peruana al permitir una lectura de esas primeras ediciones.

Los libros incluidos en el tomo I son:
Trilce (1922) – César Vallejo.
El perfil de frente (1924) – Juan Luis Velásquez.
Ande (1926) – Alejandro Peralta.
Una esperanza i el mar (1927) – Magda Portal.
5 metros de poemas (1927) – Carlos Oquendo de Amat.
Descripción del cielo (1928) – Alberto Hidalgo.
Poemas vanguardistas  (reúnes poemas publicados entre 1928-1931) – Martín Adán.

En el tomo II están:
Hollywood (1931) – Xavier Abril.
Cinema de los sentidos puros (1931) – Enrique Peña.
Abolición de la muerte (1935) – Emilio Adolfo Westphalen.
La tortuga ecuestre y otros poemas (1924-1949) – César Moro.

Luego de los libros viene una sección titulada Documentos, ahí se reúnen una serie de facsimilares de páginas de revistas como Amauta, Boletín Titikaka, La Revista, Mundial, y muchas más; en ellas se puede leer artículos, comentarios, ensayos e información de diversos personajes de la vanguardia nacional e internacional. Son páginas que complementan a los libros de poesía.

Es una edición que enriquece la bibliografía existente sobre la vanguardia peruana.

 

Bibliografía:

Poesía vanguardista peruana Tomo I y II. Edición, prólogo y bibliografía de Luis Fernando Chueca. Pontificia Universidad Católica del Perú, colección Obras Esenciales, número 19, Lima, 2009, ejemplar número 672.
1,104 páginas (tomos I y II)

Las citas han sido tomadas del mencionado libro.

 

Carlos Tupiño Bedoya
Abril, 2016

Advertisements

poesía peruana 1921 – 1931 vanguardia + indigenismo + tradición

poesía peruana 1921 – 1931 vanguardia + indigenismo + tradición

La década de los años veinte, en el siglo pasado, fue sin lugar a dudas un periodo en el que la poesía peruana se vio impregnada del estilo vanguardista y los poetas  produjeron obras que han quedado como parte de la historia de la literatura peruana. Esas producciones vanguardistas convivieron –durante esos años– con el indigenismo en medio de un entorno que fue propicio para esas creaciones poéticas, apareciendo poemas indigenistas con una gran influencia vanguardista sin perder su esencia. Junto a estas dos corrientes, aún se mantenía vigente el estilo tradicional de la poesía.

El libro poesía peruana 1921 – 1931 vanguardia + indigenismo + tradición  nos ofrece una selección de poemas de esa década en la que se dio esa convivencia entre los estilos arriba mencionados y que figuran en el título del libro que, desde un inicio, captó mi atención.

En la Introducción –un magnífico texto preparado por la antóloga del libro, Marta Ortiz Canseco, Doctora en Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid– deja en claro la intención de la antología reunida: […] esta no quiere ser una antología vanguardista, sino que pretende presentar la poesía peruana de los años veinte como un campo cultural complejo donde coexistían estilos muy diversos.[…] esta antología quiere ser reflejo de una década en movimiento, quiere unir autores y poemarios que no se suelen relacionar y ofrecer al lector un panorama quizá no completo pero sí fiel a la heterogeneidad de una época llena de conflictos y cambios sociales. (p.8-9) Esto lo comprobamos al recorrer las páginas y encontrar la producción de diferentes poetas; poemarios que fueron publicados a partir de 1921 hasta 1931. El texto introductorio también da las razones del por qué algunos poetas importantes no han sido considerados en esta antología.

Marta Ortiz nos da a conocer el contexto social, político y cultural de esas producciones. En el libro encontramos los nombres de las diferentes publicaciones en las que los poetas colaboraron con artículos y/o poemas y, en algunos casos fueron los fundadores.

Entre las publicaciones que se mencionan figuran el Boletín Titikaka, y las revistas Amauta, Flechas y La Sierra, entre otras. Podemos, igualmente, apreciar la importancia que tuvo el grupo Orkopata que se fundó en Puno y lo integraron intelectuales y artistas que vivieron en la mencionada ciudad. Acerca de las revistas, la autora escribe: […] Entre 1918 y 1938 apareció un gran número de revistas artísticas y literarias, lo que otorgó una dimensión colectiva a la vida intelectual y una conciencia de generación asumida ya por los colaboradores de Amauta (1926 – 1930)

Son veintiocho los poetas que forman parte de la antología; en la presentación de cada uno de ellos, se incluye un breve y conciso resumen con relación al lugar y fecha de nacimiento –encontraremos poetas nacidos en Puno, Tacna, Arequipa, Huancayo, Huánuco, Santiago de Chuco, Trujillo, Chiclayo, Ayabaca y Lima–, la vinculación que tuvieron con diarios y revistas, las ciudades en las que realizaron su actividad poética, así como los poemarios que publicaron.

La Introducción nos muestra esa convivencia y heterogeneidad entre poetas y estilos, y cita como ejemplo importantes poemarios publicados en el año 1922; menciona a los poetas César Vallejo, Alberto Hidalgo, Federico Bolaños, José Chioino, entre otros, nacidos en Santiago de Chuco, Arequipa, Huancayo y Lima. Aquello nos permite apreciar que hubo creadores de producciones diferentes entre sí y que compartieron el contexto intelectual de esos años.

Algo similar sucede en el año 1927 con la publicación de los poemarios: Antipoemas de Enrique Bustamante y Ballivián (en Buenos Aires), El poema de los cinco sentidos de Carlos Alberto González, 5 metros de poemas de Carlos Oquendo de Amat (su único poemario), Radiogramas del Pacífico de Serafín del Mar y Magda Portal publicó Una esperanza i el mar; una muestra de la diversidad en las producciones. Los poetas mencionados nacieron en Arequipa, Tacna, Puno y los dos últimos en Lima. Con excepción del poemario de Bustamante y Ballivián, publicado en Buenos Aires, los cuatro restantes fueron publicados en la ciudad de Lima por la Editorial Minerva, fundada por José Carlos Mariátegui.

En la lectura de cada uno de los poemas incluidos, podemos sentir lo que nos dicen esos versos impregnados con el indigenismo, o viajar por la página mientras leemos las líneas escritas en diferentes sentidos, en letras mayúsculas y sin el uso de la rima de alguno de los poemas vanguardistas que nos trasmiten la fuerza que brota de sus autores y, también, disfrutar del estilo romántico en algún poema de Daniel Ruzo.

A continuación, una breve muestra de algunos de los poemas incluidos en poesía peruana 1921 – 1931 vanguardia + indigenismo + tradición

Para abrigarse del frío de esta altura
donde hasta el sol se ha helado,
el monte ha metido su cabeza blanca
en el pesado poncho
de las nubes
[…]
(Inicio del poema Puna de Enrique Bustamante y Ballivían, p.62. Forma parte del poemario Antipoemas, publicado en 1927)

[…]
A un lado
la brillante hipérbole,
la deslumbradora
metáfora,
la vulgar retórica
y
todo lo que sea
¡A un lado!

Así,
ahora,
estos versos que escribo
quiero
que no
los leas
ni en voz alta
ni en voz baja,
sino
que  te los bebas
palabra
por
palabra,
cual vino que se toma
trago
a
trago.
(Fragmento del poema Renunciación de Alberto Hidalgo, p.117. Forma parte del poemario Tu libro, publicado en 1922)

Onda
que ha recojido en la noche
la antena sonámbula de mi corazón.

Onda,
lejano
aleteo caliente de otra alma
en mi alma….
Llegada de un desconocido
éter íntimo de fuerza y de dicha
que empapó súbito mi corazón
de una invencible y misteriosa
fe en la vida.
[…]
(Fragmento del poema Nocturno n.° 9 de Juan Parra del Riego, p.174. Forma parte del poemario Himnos del cielo y de los ferrocarriles, publicado en 1925)

Ha venido el indio Antonio
con el habla triturada i los ojos como candelas

EN LA PUERTA HA MANCHADO LAS CORTINAS DEL SOL.

Las palabras le queman los oídos
i en la crepitación de sus dientes
brincan los besos de la muerta
(Fragmento del poema el indio antonio de Alejandro Peralta, p.193. Forma parte del poemario Ande, publicado en 1926)

999 calorías
Rumbb….Trrraprrrr rach…chaz
Serpentínica u del bizcochero
engirafada al tímpano.

     Quién como los hielos. Pero no.
Quién como lo que va ni más ni menos.
Quien como el justo medio.

     1,000 calorías.
Azulea y ríe su gran cachaza
el firmamento gringo. Baja
el sol empavado y le alborota los cascos
al más frío.
[…]
(Fragmento del poema XXXIII en Trilce, de César Vallejo, p.236. Fue publicado en 1922)

Un acierto de Iberoamericana / Vervuert de Madrid y Librería Sur de la ciudad de Lima por la publicación de  poesía peruana 1921 – 1931 vanguardia + indigenismo + tradición, un libro que, por su contenido,  es un gran aporte no solo para el estudio de la poesía peruana sino, también, para conocer esos poemas que sus autores nos han dejado como un hermoso legado.

Considero que es uno de los mejores libros que he leído. Lo recomiendo.

 

Bibliografía:

poesía peruana 1921 – 1931 vanguardia + indigenismo + tradición, Marta Ortiz Canseco (ed.), Iberoamericana / Vervuert, Madrid, Librería Sur, Lima, 2013
Las citas y fragmentos en cursiva incluidos en este artículo, han sido tomados del libro mencionado.

 

Carlos E. Tupiño

(Setiembre, 2013)