El laboratorio de la vanguardia literaria en el Perú – Yazmín López Lenci

El laboratorio de la vanguardia literaria en el Perú – Yazmín López Lenci

En mis investigaciones sobre el campo de las publicaciones vanguardistas, he encontrado importantes trabajos; uno de ellos es El laboratorio de la vanguardia literaria en el Perú de Yazmín López Lenci. Desde su publicación en 1999, mantiene su vigencia como una sustancial fuente de consulta para la investigación y estudio de las revistas de vanguardia que aparecieron en el Perú durante la segunda década del siglo XX.

Antonio Melis, en el «Prólogo», escribió: «El análisis del papel jugado por las revistas y periódicos de las provincias es un momento central de esta investigación.» Resaltan las revistas publicadas en ciudades del Sur del Perú; entre ellas: Kosko y Kuntur de Cusco; La Tea y el Boletín Titikaka de Puno y Chirapu de Arequipa, que pueden considerarse como lugares de importancia en el desarrollo del vanguardismo e indigenismo.

Más adelante, Melis añade: «El concepto-clave de este trabajo es el proceso de resemantización que la vanguardia conoce en tierra peruana. […]», Ese concepto tratado por la autora permite apreciar que la vanguardia peruana no fue un calco de la europea; en su desarrollo fue adquiriendo características del contexto cultural y político de esa década. Un claro ejemplo es el libro Ande de Alejandro Peralta, publicado en Puno en 1926. Los poemas tienen la tipografía y distribución en la página que caracterizó a la poesía vanguardista de esos años; sin embargo, lo que plasma el poeta en cada uno de sus poemas, está impregnado de su sentir en medio del paisaje del Altiplano, del lago Titikaka, de los campesinos; es decir, de su contexto. Se encontraron el vanguardismo con el indigenismo y apareció lo que Cynthia Vich llama «indigenismo vanguardista» (Indigenismo de vanguardia en el Perú. Un estudio sobre el Boletín Titikaka, Lima, 2000)

Desde el inicio del siglo XX, empezaron a mostrarse algunos cambios sociales en el ámbito social y cultural. Los años conocidos como el Oncenio de Augusto B. Leguía sirvieron de marco al apogeo de la vanguardia. Sobre ese importante periodo la autora escribió: «La expansión cultural y educativa del período comprendido entre los años 1900 y 1930, que va de la mano del incremento de las capas medias, puede leerse en la apertura de librerías y de nuevas editoriales, en el incremento de la población universitaria, en la creación de escuelas superiores, pero sobre todo en la actividad efervescente  de periódicos y revistas entre 1919 y 1928.»

López Lenci considera a González Prada como una importante influencia en los intelectuales que forjaron esas publicaciones: «Apoyarse en la voz rectora de González Prada significó para la nueva generación encontrar una voz legitimadora de sus empresas periodísticas. Una buena cantidad de revistas se abren en sus primeros números con la inclusión de artículos, ensayos o poemas del reivindicado maestro. […]»

El libro tiene tres capítulos. El primero rescata lo ocurrido con la prensa en las dos primeras décadas del siglo XX «pero sobre todo en la actividad efervescente de periódicos y revistas entre 1919 y 1928». Lima, la capital, era el centro de las actividades; sin embargo, como una oposición al centralismo, hubo un auge del periodismo en las provincias, especialmente en Cusco, Puno y Arequipa.

También compara el periodismo que se desarrolló en diferentes diarios que fueron publicados en los mismos años de las revistas vanguardistas, como fue el caso de El Tiempo, La Prensa, Nuestra Época y también entre las mismas revistas, lo que permite apreciar el tipo de discurso en cada una de las publicaciones.

En el segundo capítulo, la autora elige 36 manifiestos y realiza una definición de lo que considera un manifiesto dentro del campo de las revistas literarias vanguardistas. También presenta y analiza algunas muestras de lo que definieron como vanguardismo algunos manifiestos aparecidos en revistas como Chirapu de Arequipa, Boletín Titikaka de Puno, Amauta de Lima, y otras.

En este capítulo dedica unas páginas al análisis del Simplismo, un vanguardismo que estuvo a cargo de un único miembro: el poeta Alberto Hidalgo, y al Surrealismo y su influencia en el Perú.

En el tercer capítulo se ocupa de la vanguardia andinista. En ese campo son muchas las opiniones que se han vertido sobre el indigenismo, un movimiento en el que los grupos intelectuales de los Andes, especialmente del Sur del país, tuvieron un rol importante. Yazmín López considera «que los intelectuales andinos no inauguran el discurso sobre el indio sino que lo reactualizan y movilizan, de acuerdo con las variantes propias de su inserción dentro del campo intelectual nacional.» El análisis que realiza de los textos y manifiestos que fueron publicados en diferentes revistas de esos años del vanguardismo, permite tener un panorama general sobre el movimiento indigenista a través del vehículo que constituyeron las revistas literarias de vanguardia.

Se trata de una significativa contribución al estudio de la vanguardia peruana.

El laboratorio de la vanguardia literaria peruana.
Yazmín López Lenci.
Editorial Horizonte, Lima, 1999.
180 páginas.
Las citas han sido tomadas del mencionado libro.

 

Carlos E, Tupiño
Mayo, 2017

Advertisements

Libros acerca del vanguardismo (1)

A partir de este post, les iré brindando información acerca de libros que tratan el tema del vanguardismo, surrealismo y otros “ismos”. Empezamos con cuatro libros acerca del vanguardismo en el Perú.

poesía peruana 1921 - 1931_

La década de 1920 suele considerarse una de las más relevantes en el desarrollo de la “nueva poesía peruana”; sin embargo, pocas veces se han destacado las grandes diferencias que existen no solo entre los distintos autores, sino incluso dentro de la producción de muchos de ellos. La vanguardia y el indigenismo tomaron fuerza como movimientos culturales, pero convivieron siempre con tradiciones heredadas como el romanticismo o el modernismo.

Esta antología quiere reflejar un período en movimiento: unir autores y poemarios que no se suelen relacionar entre sí para ofrecer al lector una perspectiva fiel a la heterogeneidad de esa época llena de conflictos y cambios sociales. No se trata de una antología vanguardista o indigenista, sino del esfuerzo por situar ambas vertientes dentro de la tradición literaria peruana. La intención última es trazar un breve atlas del período e incluir la revisión de una parte del panorama que suele obviarse en el canon de comienzos de siglo. ¿A quiénes leían autores tan conocidos como César Vallejo o Martín Adán, con quiénes se formaron, cómo era el momento sociocultural del Perú que los vio crecer? Este libro rescata ese espacio y lo reivindica como uno de los factores más importantes en la trayectoria de los poetas peruanos que han alcanzado ya la categoría de universales. (Contratapa)

Poesía peruana 1921 – 1931
Vanguardia + indigenismo + tradición
Martha Ortiz Canseco (ed.)
Iberoamericana, Madrid / Verguer, Frankfurt am Maine / Librería Sur, Lima, 2013
272 páginas

_______________

 

El laboratorio de la vanguardia literaria en el Perú

El importante movimiento vanguardista que se desarrolló en el Perú en la segunda década del siglo veinte es investigado por Yazmín López Lenci desde una amplia perspectiva social y cultural, superando la marginalidad con que hasta ahora había sido estudiada la vanguardia literaria peruana.

El Laboratorio de la Vanguardia Literaria en el Perú es un agudo análisis de ese movimiento; para ese análisis la autora se basa en el estudio de las revistas literarias y culturales que, en número y cantidad relevantes, aparecen en diferentes zonas del país, como contraposición explícita a la cultura académica, en una búsqueda multiforme de un nuevo discurso, de un lenguaje alternativo y de la articulación del pensamiento y de la estética andinos en los planteamientos sociales y artísticos de la vanguardia. La autora relaciona el desarrollo de estos nuevos espacios discursivos en la literatura peruana con la irrupción de un nuevo sujeto cultural, producto del significativo crecimiento de los sectores medios urbanos.

A lo largo de tres capítulos la obra analiza el importante rol que le cupo entonces a la actividad periodística; el influjo y la figura de Manuel González Prada como mentor de los impulsos renovadores, la trascendencia de los manifiestos como textos programáticos y críticos; la comprensión y apoyo de José Carlos Mariátegui al esfuerzo por la creación propia y por la incorporación del indigenismo al movimiento vanguardista. En su parte central la obra contiene el estudio profundo de los textos de las revistas analizadas, seleccionando un tipo discursivo específico, aquel de los manifiestos, que responden al esfuerzo de legitimación dentro del campo intelectual y que, al decir de la autora, bien puede ser la voz de la vanguardia por excelencia. Esta revisión analítica, por otra parte, descarta la tesis que sospechaba de la originalidad del movimiento vanguardista peruano. (Solapa del libro)

El Laboratorio de la Vanguardia Literaria en el Perú
Yazmín López Lenci
Editorial Horizonte, Lima, 1999
180 páginas

_______________

 

Vanguardistas

Una miscelánea literaria es una aproximación heterogénea, esencial y deliberadamente desordenada frente a su tema. Esta de Mirko Lauer busca presentar el clima cultural que rodeó al brevísimo pero intenso auge de la vanguardia literaria peruana. El acopio no sigue un curso académico: algunos textos tocan el fenómeno mismo, otros exploran su periferia, las raíces o los alcances de aquella nueva sensibilidad fugaz del primer tercio del siglo XX. Guardando distancias, es así como en 1928 Jorge Basadre organizó en un delgado volumen sus propias aproximaciones al vanguardismo (comentadas en estas páginas), y es así como presentaron su material las revistas más radicales del movimiento. El libro incluye ensayos, entrevistas, y el rescate de poemas. Su ánimo es acercar al lector a un lado libertario de las letras peruanas que viene mereciendo cada vez más estudio. (Contratapa)

Vanguardistas
Una miscelánea en torno de los años 20 peruanos
Mirko Lauer
Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, 2012
168 páginas

_______________

 

Poesía vanguardista peruana

En los últimos años la poesía peruana de vanguardia ha comenzado a recibir una atención crítica concordante con su alta calidad poética. A pesar de ello, un vacío editorial hacía que las primeras ediciones de los libros de vanguardia, incluso los de mayor calidad literaria, estuvieran fuera del alcance de los estudiosos y de los lectores. Las reproducciones facsimilares aquí ofrecidas ponen de relieve el valor de lo material propio de la estética vanguardista incluso en la confección de los libros mismos, […] Este primer tomo de Poesía vanguardista peruana incluye los poemarios de vanguardia peruana más importantes de los años veinte: Trilce (1922) de César Vallejo es el libro germinal y cumbre de la poesía de vanguardia escrita en el Perú; a pesar de su importancia como libro fundador de nuestra poesía, esta es la primera vez que se reproduce de manera facsimilar. El perfil de frente (1924) de Juan Luis Velásquez, es otro de los libros que siguió la senda abierta por Vallejo, mucho antes del período de auge vanguardista. Ande (1926) de Alejandro Peralta, es el primer poemario que conjuga de manera patente la temática indigenista con formas vanguardistas, abriendo así una veta fecunda para muchos escritores posteriores. Una esperanza i el mar (1927) de Magda Portal es la única colección de poesía vanguardista escrita por una mujer y el libro posee una orientación social que lo torna singular dentro del conjunto. La obra original y única de Carlos Oquendo de Amat, 5 metros de poemas (1927), es el precursor del libro objeto en el Perú. Descripción del cielo (1928) de Alberto Hidalgo significa la maduración del poeta arequipeño en la estética de vanguardia. Cierran el tomo los poemas vanguardistas de Martín Adán, incluyendo aquellos publicados dentro de su obra en prosa, La casa de cartón. (Solapa del tomo I)

Este segundo tomo de Poesía vanguardista peruana incluye la reproducción facsimilar de los poemarios de vanguardia peruanos más importantes de los años treinta. Hollywood (1931) de Xavier Abril y Cinema de los sentidos puros (1931) de Enrique Peña Barrenechea testimonian la impronta del séptimo arte en la poesía de la época. Por otro lado, Abolición de la muerte (1935) de Emilio Adolfo Westphalen y La tortuga ecuestre de César Moro, escrito entre 1938 y 1939, adoptan las técnicas surrealistas para generar poemas de una gran originalidad. Este tomo se cierra con un conjunto de reseñas, documentos y artículos centrales para comprender cómo se recibieron y qué reacciones produjeron estos libros, testimonios de una nueva sensibilidad en la poesía peruana. (Solapa del tomo II)

Poesía Vanguardista Peruana (Tomos I y II)
Edición, prólogo y bibliografía de Luis Fernando Chueca
Pontifica Universidad Católica del Perú, Ediciones del Rectorado, Lima, 2009
1,104 páginas (Tomos I y II)