La eternidad de un día. Clásicos del periodismo alemán (1823-1934)

La eternidad de un día. Clásicos del periodismo alemán (1823-1934)

Una selección de artículos de periodismo-literario y cultural de calidad, es la que se encuentra en La eternidad de un día. Clásicos del periodismo alemán (1823-1934). Francisco Uzanga ha hecho un extraordinario trabajo para esta edición que incluye cuarenta y cinco autores; entre ellos, más de una veintena son judíos nacidos en tierras que formaron el Imperio Austrohúngaro y en otras ciudades europeas; también figuran dos mujeres: Rosa Luxemburg y Else Feldmann, ambas judías y nacidas en la ciudad polaca de Zamość y en Viena, respectivamente. Igualmente están presentes los Premio Nobel de Literatura: Thomas Mann (1929) y Hermann Hesse (1946)  y el Premio Nobel de la Paz 1946 Carl von Ossietzky.

Asimismo, otros nombres conocidos cuya obra se sigue editando en la actualidad, aparecen en La eternidad de un día: Stefan Zweig, Joseph Roth, Alfred Polgar, Peter Altenberg, Robert Walzer, Kurt Tucholsky, Robert Musil y otros.

Son un total de cincuenta y dos artículos presentados de manera cronológica, considerando el año de su publicación, lo cual permite al lector apreciar un panorama del contexto cultural, social y político de esos años.

En el prólogo Francisco Uzanga escribió: “[…] En la Europa de habla alemana, en cambio, el género que conquista desde el comienzo el favor de los lectores es una pieza de prosa breve compuesta con ambición estilística y en tono distendido, a menudo humorístico, que adopta múltiples formas y aborda todo tipo de temas. Estos pioneros artículos periodístico-literarios no sólo encabezan la nueva sección, sino que acaban apropiándose de su nombre: además del suplemento cultural, feuilleton pasa muy pronto a designar en alemán el artículo literario escrito para la prensa, un género que irá desarrollando  unas características propias y llegará a alcanzar rango de honor en la historia de la literatura escrita en este idioma.”

Cada uno de los autores seleccionados cuenta con una breve y precisa biografía en la que se resalta la actividad periodística, literaria y política, sus relaciones con otros personajes de la época, las persecuciones y prohibiciones que sufrieron sus textos; también aparecen mencionados sucesos que formaron parte de la historia, como la tristemente célebre «noche de los cristales rotos». Esas páginas dedicadas a los autores permiten ver los nombres de las revistas y diarios de Viena, Berlín, Munich, y otras importantes ciudades; así como la trayectoria que tuvieron –aparte del periodismo– en la literatura, filosofía, medicina, humanidades, política, filología, comercio, etcétera. También proporcionan importante información sobre los libros producidos por los autores y resulta de gran utilidad para los interesados en este tipo de textos. Entre los libros mencionados figuran: Paseos por Berlín de Franz Hessel de quien se dice que su figura “es indisociable de la del flâneur, ese paseante discreto que deambula por la gran ciudad con aire risueño y fino olfato para captar lo incidental y peculiar que se esconde en sus calles.” Otro de los títulos es De noches y calles de Praga de Else Feldmann, y el texto ¡Se abren los albergues contra el frío!, todo un ejemplo de periodismo literario, proviene del mencionado libro. De la autoría de Egon Erwin Kisch se menciona El reportero frenético (1925); sobre este autor, Joseph Roth escribió: “logra elevar el reportaje a la categoría de obra literaria y, por tanto, perdurable.” Sobre sus reportajes se dice que “mantienen hoy día su vigencia y siguen sirviendo de modelo en las escuelas de periodismo de Alemania y Austria.”. Berlín y los berlineses (1851) y Siluetas berlinesas (1852) reúnen los artículos de Ernst Ludwig Kossak, quien es “considerado el padre del folletín berlinés”. Solo unos pocos de esos libros tienen ediciones actuales, otros tal vez se puedan ubicar en las librerías de libros viejos.

Durante la década de los años 20, el feuilleton tuvo su apogeo; en diferentes ciudades alemanas, especialmente en Berlín aparecen numerosas revistas y publicaciones que dan cabida a la producción de los textos de periodismo literario. Ese periodismo, así como sus autores sufrirán un duro golpe con la llegada de Adolfo Hitler al poder y las persecuciones que ocurrieron en esos años de violencia.

La lectura de los artículos seleccionados para esta edición, me ha permitido acercarme a verdaderas obras del periodismo literario y conocer a autores cuyas obras están en mi lista de libros por ubicar. No mencionaré los nombres o artículos que más me han impresionado, simplemente, recomiendo la lectura de este extraordinario libro.

 

La eternidad de un día. Clásicos del periodismo literario alemán (1823-1934), prólogo, selección, notas y traducción de Francisco Uzanga Meinecke, Acantilado, Barcelona, 2016
Las citas han sido tomadas del mencionado libro.

Carlos E. Tupiño
Abril, 2017

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s