De mi biblioteca: “Empire of the Summer Moon”

De mi biblioteca: “Empire of the Summer Moon”

Empire of the Summer Moon spans two astonishing stories. The first traces the rise and fall of the Comanches, the most powerful Indian tribe in American history. The second entails one of the most remarkable narratives ever to come out of the Old West: the epic saga of the pioneer woman Cynthia Ann Parker, who was kidnapped by Comanches as a nine-year old girl, and her mixed-blood son Quanah, who became the last and greatest chief of the Comanches.

Although readers may be more familiar with the apache and the Sioux, it was in fact the legendary fighting ability of the Comanches that determined when the American West opened up. Comanche boys became adept bareback riders by age six; full Comanche braves were considered the best horsemen who ever rode. They were so masterful at war that they stopped the northern drive of colonial Spain from Mexico and halted the French expansion westward from Louisiana. White settlers arriving in Texas from the eastern United States were surprised to find the frontier being rolled backward by Comanches incensed by the invasion of their tribal lands.

The war with the Comanches lasted four decades, in effect holding up the development of the new America nation. Gwynne’s exhilarating account delivers a sweeping narrative that encompasses Spanish colonialism, the Civil War, the destruction of the buffalo herds, the arrival of the railroads, and the amazing story of Cynthia Ann Parker and her son Quanah-a historical feast for anyone interested in how the United States came into being. Hailed by critics, Empire of the Summer Moon announces S.C. Gwynne a major new writer of American history. (Back cover)

Empire of the Summer Moon
S. C. Gwynne
Scribner, New York, 2010
374 pages

Advertisements

De mi biblioteca: “La ciudad letrada”

De mi biblioteca: “La ciudad letrada”

“Ángel Rama acuñó un término hoy indispensable en la historia cultural: ciudad letrada, cuyo destino es muy curioso o quizás, muy previsible. En el ámbito de intelectuales y escritores, la ciudad letrada es ya un sinónimo de la vida literaria en las urbes, el espacio relativamente independiente en donde los escritores se han reunido, han disentido, se han peleado, han creado revistas, se han enfrentado a los gobiernos, han pactado con tiranos y caudillos, han buscado el mecenazgo, se han sobrevalorado y minusvalorado. Hoy la ciudad letrada es la expresión que rige el examen del desarrollo histórico de la organización involuntaria o voluntaria de un sector comparativamente privilegiado, en relación cercana o antagónica con el poder.

La intención (clarísima) de Rama es muy otra: examinar el comportamiento orgánico de grupos o personalidades destacadas que durante siglos, y en buena medida aún ahora, han ejercido el poder con resultados con frecuencia ominosos. Rama no se propuso una historia de los sectores literarios y académicos, sino el análisis de un contingente más amplio, el de los encargados de ejercer (interpretar) la palabra en un medio señalado por su rechazo y su temor de la letra escrita y su desconocimiento de las fórmulas jurídicas. Rama inicia su recorrido en siglo XVI porque allí, sin subterfugios, se advierten los procedimientos de una minoría, ocultados o disminuidos por la sujeción a la palabra escrita.

¿Por qué se produce este “cambio de sentido” que modifica o, si se quiere, sigue vías distintas a las trazadas por Rama? Por un lado, Rama, un ensayista libre, no instaura un canon interpretativo, ni su libro es un tratado; por otro, el término ciudad letrada atrae sin remedios, y al circular profusamente va adquiriendo múltiples significaciones. En todo caso, lo más sobresaliente del trabajo de Rama es la originalidad de su acercamiento a un proceso ignorado y menospreciado.   Del prólogo de Carlos Monsiváis”. (Contratapa)

La ciudad letrada
Ángel Rama
Prólogo de Carlos Monsiváis
Tajamar Editores Ltda., Santiago de Chile, 2004.
200 páginas.

La Revolución Rusa – Richard Pipes

La Revolución Rusa – Richard Pipes

En las investigaciones que realizo sobre los movimientos de vanguardia, encontré dos eventos que estuvieron ligados de una u otra manera a los “ismos” de la segunda década del siglo pasado: la Revolución Mexicana y la Revolución Rusa. Sobre esta última despertaron mi interés la lectura de libros de Boris Groys en los que trata el tema de la vanguardia rusa en tiempos de la revolución y, debido a que este año se conmemora el centenario de ese evento, encontré el libro La Revolución Rusa de Richard Pipes, considerado uno de los mejores trabajos sobre ese importante evento.

En la contratapa del libro se lee: “Para conmemorar el centenario de la Revolución rusa, Debate publica por primera vez en español la obra fundamental sobre ese acontecimiento, que marcó decisivamente el siglo xx.

Richard Pipes, historiador de máximo prestigio, especializado en la Rusia contemporánea, publicó en 1992 este volumen que aún no ha sido superado. Monumental y apasionante por la narración de un movimiento cuyo fin era «volver el mundo al revés», tal y como lo pretendía Trotski, el libro de Pipes presenta una revolución intelectual más que de clase, marcada desde el comienzo por el terror y con elementos propios de un golpe de Estado. Una obra imprescindible.”

En la Introducción, el autor señala un aspecto importante sobre la Revolución Rusa, que es necesario considerar para un mejor entendimiento: “Estas consecuencias de largo alcance de la revolución rusa no eran evidentes en 1917-1918, en parte porque Occidente consideraba que Rusia se encontraba en la periferia del mundo civilizado y, en parte, porque la revolución en dicho país se produjo en medio de una guerra mundial de una destructividad sin precedentes. En 1917-1918, casi todos los rusos creían que lo que había ocurrido en Rusia era algo de importancia exclusivamente local, irrelevante para ellos y, en todo caso, destinado a aquietarse una vez que se hubiera restablecido la paz. Pero sucedió lo contrario. Las repercusiones de la Revolución rusa se sentirían en todos los rincones del planeta durante el resto del siglo.”

El libro está dividido en dos partes: La agonía del antiguo régimen y Los bolcheviques conquistan Rusia. Como historiador, el autor presenta los diferentes acontecimientos que fueron dando forma a lo que se convertiría en la Revolución rusa. Pipes escribió: “[…] Lo que puede decirse con certeza es que no comenzó con el derrumbe del zarismo en febrero-marzo de 1917 ni concluyó con la victoria bolchevique en la guerra civil tres años después. El movimiento revolucionario se había convertido en un elemento intrínseco de la historia rusa ya en la década de 1860. […]” Eso da una idea de todos los acontecimientos que presenta y explica el autor de una manera clara y permite apreciar la gestación de esa revolución como resultado de la gestación de muchos hechos sociales y políticos que fueron debilitando el zarismo y propagando las protestas del pueblo ruso en sus diferentes esferas, así como la aparición de personajes y grupos que tuvieron a su cargo esa revolución que, como señala el autor, contó con “[…] el abrumador rechazo por parte de todas las clases sociales, incluidos los trabajadores, de la dominación bolchevique seis meses después de ser instaurada; […]

El libro incluye un glosario de palabras rusas referentes a personas, grupos sociales y políticos; también contiene una amplia cronología de los eventos ocurridos en el período de 1899 hasta 1919; además, el lector encontrará una sección titulada Cien obras sobre la Revolución rusa, en la que el autor brinda información que es de mucha ayuda para los interesados en el tema.

La lectura de este extenso libro resulta muy interesante y capta la atención del lector en cada una de sus páginas. Es un libro que les recomiendo.

LA REVOLUCIÓN RUSA, Richard Pipes, Debate, Barcelona, 2016.

Sobre el autor: Richars Pipes nació en la ciudad polaca de Cieszyn e el mes de julio de 1923. Es considerado uno de los mejores historiadores de la Revolución Rusa. También perteneció al Consejo de Seguridad Nacional sobre Asuntos Soviéticos durante el gobierno del presidente Ronald Reagan, en 1981 y es profesor emérito en la Universidad de Harvard. Dentro de su amplia producción de libros de historia, destaca Russian Revolution 1899-1919 publicada en 1990.

En una entrevista publicada en la edición digital del 27 de enero del 2017 en el Diario El País, por el centenario de la Revolución Rusa, declaró que: “[…] fue uno de los sucesos más trágicos del siglo XX. No hubo absolutamente nada positivo ni grandioso en aquel acontecimiento. Entre otras cosas, arrastró a la humanidad a la II Guerra Mundial. Los sóviets establecieron un régimen de terror sin precedentes. […]”.

Algunas obras del autor:

  • Russian Revolution 1899-1919 (1990).
  • Russia Under the Bolshevik Regime 1919-1924 (1993).
  • Russia Under the Old Regime (1974).
  • A Concise History of the Russian Revolution (1995).
  • Three “ways” of the Russian Revolution (1996).
  • The formation of the Soviet Union (1954).
  • Communism: A History (1994).
  • Alexander Yakovlev: The Man Whose Ideas Delivered Russia from Communism (2015).

 

Carlos E. Tupiño
Marzo, 2017