Historias – Robert Walser

Historias – Robert Walser

Si los poetas como Walser se contaran entre los espíritus que gobiernan, no habría guerras. Si tuviera cien mil lectores, el mundo sería mejor. Sea como fuere, el mundo será justificado por haber gente como Walser”. – Hermann Hesse. Estas palabras podemos leerlas en la contratapa de Historias de Robert Walser.

Desde la primera historia quedé seducido por la simpleza de la pluma del escritor suizo. Historias contadas con un lenguaje sencillo que, sin embargo, inducen al lector a pensar en ellas, a releerlas, a buscar algo más en la historia, en los personajes, en las situaciones que el escritor ha dejado grabadas en ese hermoso libro.

Robert Walser nos cuenta historias de poetas, de escritores, de gente de teatro y nos lleva a escenarios, por medio de palabras, en los que nos hace ser testigos de lo que quiere transmitir con sus descripciones llenas de un lenguaje muy personal y poético que incluye metáforas y personificaciones de objetos que resaltan y dan fuerza a la historia

En el relato Kleist en Thun (probablemente referida al escritor Heinrich von Kleist), nos cuenta etapas en la vida de un escritor, lo que sufre, sus frustraciones, exigencias, lo que percibe un domingo o las tardes de verano en los alrededores de Thun. Éste es uno de los relatos más extensos. Llamó mi atención la siguiente descripción: Luego vienen las tardes de verano. Kleist se sienta en el alto muro del cementerio. Hay muchísima humedad y a la vez un gran bochorno. Se abre la casaca para dejar el pecho libre. Abajo, como arrojado a las profundidades por la poderosa mano de un dios, yace el lago iluminado por luces rojizas y amarillentas, aunque toda esa iluminación parece flamear desde el fondo del agua. Es como un lago en llamas. Los Alpes han cobrado vida y sumergen sus frentes en el agua haciendo gestos fabulosos. Los cisnes nadan allá abajo en torno a su isla tranquila, y las copas de los árboles flotan por encima en una beatitud oscura, cantarina, perfumada. ¿Por encima de qué? De nada, de nada. Kleist bebe todo aquello. El lago entero con su oscuro brillo le parece una alhaja sobre el gran cuerpo dormido de una mujer desconocida.  Los tilos, abetos y flores embalsaman el aire. (p.89).

Uno de los excelentes relatos lleva por título Incendio en el teatro; desde el inicio nos sitúa en el contexto de la historia: Era aquella una época singular. Más vale silenciar las peculiaridades del orden social entonces imperante, porque nos producirían demasiada cólera. Dondequiera que uno fuese reinaban una prodigalidad y una sed de placeres inauditas, además de un lujo sin igual. Y todo le estaba permitido a la osadía y a la ambición. El monedero dictaba las leyes. Pese a la miseria en que vivían los pobres, había tal cantidad de gente que a la vida del individuo no se le daba importancia alguna. Un cuerpo policial era tan inexistente a la sazón como una iglesia; […] Eran tiempos en los que cada cual debía defenderse y hacerse justicia por sí solo. Y esa época terrible poseía, no obstante, una cosa: un teatro espléndido. (p.55) Es en este ambiente en que el narrador nos hace partícipes del pánico y el horror experimentado por las personas en el incendio en el teatro.

En Paganini. Variación, uno de los relatos cortos, Walser nos da otra muestra de su uso del lenguaje e imaginación para describir las espectaculares interpretaciones del violinista italiano. Así podría ir mencionando cada uno de ellos, como  La prueba de talento. Alcoba de la actriz aúlica Benziger en la que sólo habla una persona; la historia de Wenzel, un joven que quería ser actor, o Teatro de gatos, en donde, por medio de gatos nos presenta una historia en la qu se muestran aspectos buenos y malos de los seres humanos. Lo cierto es que en cada uno de los 21 relatos podemos ser testigos de ese estilo tan especial del escritor suizo Robert Walser.

Bibliografía:

Historias, Robert Walser, Ediciones Siruela, Madrid, 2010

 

Carlos E. Tupiño

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s