Crónica de una muerte anunciada – Gabriel García Márquez

Crónica de una muerte anunciada – Gabriel García Márquez

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Son las primeras palabras que dan inicio a la obra del Premio Nobel de Literatura 1982. Se trata de una historia real, acerca de la cual García Márquez efectuó una labor de investigación y la pasó al papel en forma de crónica periodística. Empieza por el desenlace, anunciando que el Santiago Nasar sería asesinado.

A través de la historia, aparte de disfrutar del estilo del escritor colombiano, podemos ser testigos de los hechos que logra recuperar por medio, no sólo de investigaciones sino, también, de conversaciones con los protagonistas, muchos años después de lo sucedido.

La historia nos cuenta el asesinato de Santiago Nasar por medio de los hermanos Pedro y Pablo Vicario. El motivo fue que la hermana de ellos, Ángela Vicario, fue devuelta en su misma noche de bodas por su esposo Bayardo San Román; el motivo: descubrió que no llegaba virgen al matrimonio. Luego de la paliza que le propina la madre señaló como culpable a Santiago Nasar.

Nunca se pudo probar tal acusación; el comportamiento de Santiago nunca demostró que él hubiera sido con quien Ángela perdiera su virginidad.

Esa confesión causó que los hermanos decidieran matar a Santiago con el fin de limpiar la honra de la familia. Criaban y mataban cerdos, fue por eso que fueron a matar a Santiago utilizando los cuchillos con que mataban a los cerdos.

Todo eso ocurre aun cuando el pueblo seguía celebrando la fiesta de la boda, la cual fue todo un acontecimiento. La víctima y sus asesinos formaban parte del mismo grupo de jóvenes y todos se resistían a creer que Santiago fuera el culpable. El narrador menciona: Yo estuve con él todo el tiempo, en la iglesia y en la fiesta, junto con Cristo Bedoya y mi hermano Luis Enrique, y ninguno de nosotros vislumbró el menor cambio en su modo de ser. He tenido que repetir esto muchas veces, pues los cuatro habíamos crecido juntos en la escuela y luego en la misma pandilla de vacaciones, y nadie podía creer que tuviéramos un secreto sin compartir, y menos un secreto tan grande.

Una de las cosas que no se llegan a explicar es la manera en que los hermanos Nazario estuvieron contando que iban a matar a Santiago Nasar; hubo mucha gente que lo supo y, sin embargo, nadie lo impidió.  Sin embargo, la realidad parecía ser que los hermanos Vicario no hicieron nada de lo que convenía para matar a Santiago Nasar de inmediato y sin espectáculo público, sino que hicieron mucho más de lo que era imaginable para que alguien les impidiera matarlo, y no lo consiguieron. El narrador nos refiérelo siguiente en relación a una de las testigos: Tenía la certidumbre de que los hermanos Vicario no estaban tan ansiosos por cumplir la sentencia como por encontrar a alguien que les hiciera el favor de impedírselo. Más adelante el narrador añade: …y éramos muy pocos quiénes no sabíamos que los gemelos Vicario estaban esperando a Santiago Nasar para matarlo, y se conocía además el motivo con sus pormenores completos.

A parte de esto, la historia nos muestra todas esas casualidades que la vida le puso por delante a Santiago para que llegara el momento en que se encontrara frente a sus asesinos; como si la vida hubiera querido que ese destino trazado para Santiago no pueda desviarse. También podemos ver la actitud del pueblo que conocía la noticia y lo que algunos hicieron y lo que otros no hicieron, así como percibir el olvido en el que vivía el pueblo, el cual se confirma en la actitud del obispo al acercarse a un pueblo en que sus habitantes, incluido el padre de la iglesia, esperaban por él. Todos esos detalles los podemos leer en las magníficas páginas escritas por Gabriel García Márquez.

 

Bibliografía:

Crónica de una muerte anunciada. Grupo Editorial Norma, Bogotá, 2003.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s