Retrato de Balzac – Théophile Gautier

Retrato de Balzac – Théophile Gautier

Pocas veces el destino permite que un gran escritor sea retratado por un gran poeta. Balzac bajo la mirada de Gautier. El resultado es un libro portentoso. Y más si tomamos en cuenta que fueron amigos cercanos. La admiración que Gautier profesa por Balzac es evidente, pero justo eso es lo que hace tan impactante este libro. Estas las palabras inician el texto de la contratapa del libro Retrato de Balzac escrito por Théophile Gautier.

El poeta Gautier empieza el libro con el primer contacto que tuvo con Honoré de Balzac, a raíz de ser invitado por el escritor a colaborar en el semanario La crónica de París. A partir de ese momento, el poeta francés nos muestra, haciendo uso de una hermosa y descriptiva prosa, diferentes aspectos de la vida de Balzac, como el lugar donde vivía, las amistades que frecuentaba, sus fantasías, su fracaso al escribir poemas y la manera cómo en esos años, Balzac aún no era el escritor de renombre que todos conocemos, hubo comentarios de críticos que decían que Balzac no servía para escritor.

En base a los testimonios que escuchó, Gautier nos cuenta cómo fue Balzac de niño durante los estudios, cómo devoraba los libros de la biblioteca y cómo era considerado por sus maestros; acerca de esto último, estoy seguro que al leerlo muchos se llevarán una sorpresa.

Recuerdo haber escuchado y leído acerca de escritores, como Flaubert, que han sido sumamente exigentes consigo mismos al momento de trabajar en una creación literaria, algo que también es una de las características de Mario Vargas Llosa quien ha declarado que considera a Flaubert como uno de sus maestros. Sin embargo, al leer el texto escrito por Gautier, llamó mi atención ver la manera en que describe el aislamiento que Balzac se auto-imponía cada vez que empezaba a trabajar. El poeta dice del escritor: … era esclavo de su obra, y esclavo voluntario. (Página 109)

Otra de las características de Balzac, eran sus dotes de observador de los detalles que resultan importantes al momento de construir un personaje. Gautier escribe: Releyendo con atención La comedia humana cuando se ha conocido familiarmente a Balzac, se encuentran allí esparcidos multitud de curiosos detalles acerca de su carácter y de su vida… (Página 35). El poeta nos da una muestra de esos detalles captados por el escritor francés; transcribe unas líneas de la novela Facino Cane, escrita en 1836: (…) Una sola pasión me sacaba de mis hábitos estudiosos; ¿pero no era también un estudio? Iba a observar las costumbres de los arrabales, sus habitantes y sus caracteres. (…) Oyendo a esa gente podía compenetrarme con su vida, sentir sus harapos en mi cuerpo, andar con mis pies metidos en sus zapatos agujereados, sus deseos, sus necesidades, todo pasaba a mi alma, y mi alma pasaba a la suya; esto era el sueño de un hombre despierto.(…) (Páginas 36 -37).

Más adelante Gautier vuelve a lo que era ese instinto de observador que habitaba en Balzac:“Pero encontrarse en medio de la muchedumbre, codearse con ella y notar su aspecto, comprender las corrientes, entresacar de ellas las individualidades, dibujar las fisonomías de tantos seres diversos, manifestar los motivos de sus acciones; he aquí lo que requiere un genio enteramente especial, y el autor de La comedia humana lo tuvo en un grado que nadie igualó ni probablemente igualará. (Página 103).

Luego añade: En el Museo de Antigüedades miraba la Venus de Milo sin gran éxtasis, pero hacía chispear sus ojos de placer la parisiense parada ante la inmortal estatua, vestida con una larga cachenira, cayendo sin un pliegue desde la nuca al talón, cubierta con el sombrero de velito de Chantilly, (…)En sus retratos de mujer nunca deja de colocar una señal, un pliegue, una arruga, una mancha rojiza, un hoyuelo enternecido y fatigado, una vena demasiado prominente, cualquier detalle indicador de los magullamientos de la vida, (…). (Páginas 103 – 104).

Luego de leer el texto de Gautier, me puse a revisar las descripciones hechas por Balzac en su novela Eugenie Grandet y entre las muchas descripciones de personajes encontré la siguiente: La señora Grandet era una mujer seca y flaca como membrillo, torpe y lenta; una de esas mujeres que parecen hechas para ser tiranizadas. Tenía los huesos grandes, una gran nariz, una gran frente, grandes ojos, y ofrecía, a primera vista, una vaga semejanza con esos frutos resecos que ya no tienen ni sabor ni jugo. Tenía los dientes negros y escasos, la boca arrugada y la barbilla ganchuda. Era una excelente mujer, una verdadera Bertellière. El padre Cruchot sabía encontrar ocasiones para decirle que no había estado demasiado mal, y ella se lo creía. Una dulzura angélica, una resignación de insecto atormentado por los niños, una devoción poco corriente, una inalterable serenidad de alma y su buen corazón hacían que fuese universalmente compadecida y respetada. (*)

Son muchos aspectos más los que comparte Théophile Gautier con sus lectores, los cuales acercan más a la persona y obra de ese grande autor de esa enorme obra literaria que es La comedia humana. Les recomiendo Retrato de Balzac, es un libro que disfrutarán de principio a fin.

 

Bibliografía:

Retrato de Balzac, Théophile Gautier, Ediciones Sexto Piso, México D.F., 2006
Las citas marcadas con números de página entre paréntesis, han sido tomadas de este libro.

Eugénie Grandet. La Comedia humana, Honoré de Balzac, El Mundo Unidad Editorial SA, Madrid, 1999
La cita marcada con (*) ha sido tomada de este libro.

 

Carlos E. Tupiño

Advertisements

2 thoughts on “Retrato de Balzac – Théophile Gautier

  1. Bueno, magnífico y deseando leer este libro. Es verdad Flaubert decía ¡qué hombre hubiera sido Balzac y hubiera sabido escribir! Lo decía no por lo que estaba contando sino por su falta de aptitud en la escritura, pero reconocía su gran valía en la literatura francesa, al igual que Víctor Hugo, creo que todos admiran ese gran proyecto único en la literatura. Como digo magnífico artículo y ya de camino me he dado cuenta que has puesto los libros citados…algo que tendré en cuenta.

  2. Gracias. Espero que puedas conseguir el libro. En esas páginas se percibe la admiración que Gautier tenía por Balzac. Interesante las palabras de Flaubert: de un grande hacia otro de los grandes. Me parece que poner los libros citados, es dar al lector algo más que pueda interesarle.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s