Lima en 10 cuentos – Los gallinazos sin plumas

Lima en 10 cuentos – Los gallinazos sin plumas

En el libro “Lima en 10 cuentos” (ver entradas anteriores en el blog) publicado el año 1966 se incluyó el cuento “Los gallinazos sin plumas” que formó parte del primer libro de cuentos de Julio Ramón Ribeyro. Es difícil decir cuál es el mejor relato escrito por Ribeyro; sin embargo, éste es uno de los mejores y uno de los que mejor retrata la pobreza, la necesidad y, porque no decirlo, el abuso infantil.

Este cuento nos lleva a un corralón en el que viven dos muchachos (no dice la edad), el abuelo de éstos y un cerdo muy grande al que alimentan con la basura que los nietos tienen que recoger de los muladares en donde se dan cita los perros y los gallinazos en busca de comida. El cerdo cada vez demanda más comida y el abuelo les exige más a sus nietos a fin de tener bien alimentado al cerdo, el cual sería vendido una vez que ganara peso.

Se percibe en el desarrollo de la historia la unión entre los dos hermanos y el cuidado que tienen por el perro “escuálido y medio sarnoso” al que ellos cobijan.

Resulta interesante leer esta versión tal como fue publicada originalmente y, compararla con las posteriores versiones del mismo cuento en las que se pueden ver las variaciones hechas por el escritor.

Desde las primeras líneas se ven esas modificaciones o supresiones de palabras o frases enteras que mejoran el ritmo del relato. Estas se presentan a lo largo de todo el cuento y se notan más al llegar al desenlace, en donde con sólo suprimir dos oraciones (ya no figuran en la versión publicada en 1972 de La palabra del mudo Tomo I por Editorial Milla Batres) Ribeyro logra imprimir más fuerza evitando detalles que, si bien pueden ayudar a percibir sentimientos o sensaciones del personaje, podrían distraer la atención del correr de los segundos en esos momentos vividos por los personajes del cuento, sobre todo llegando al final.

Los invito a revisar textos que, luego de su publicación, fueron corregidos por su autor. Ahí podremos descubrir qué variaciones efectuó, qué es lo que quiso decir y mostrar con las palabras. Además, si estamos atentos podremos ver, en las correcciones hechas, algunos detalles acerca del estilo del escritor.

Carlos E. Tupiño

(Febrero, 2011)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s